Política

Retrato de Vicente del Bosque, un ciudadano progresista que no dudó en defender a Zapatero en sus momentos más duros

Así consta en 'Futbolistas de izquierdas', el libro que refleja la fascinación del entrenador hacía Felipe González

2
Sáb, 27 Abr 2013

El seleccionador nacional de fútbol, Vicente Del Bosque, durante el acto de firma de un convenio de colaboración, hoy en Toledo, entre Castilla-La Mancha y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). EFE El seleccionador nacional de fútbol, Vicente Del Bosque, durante el acto de firma de un convenio de colaboración, hoy en Toledo, entre Castilla-La Mancha y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). EFE



Futbolistas de izquierdas. Así se titula el libro que acaba de publicar Quique Peinado (exguionista de Radio Nacional de España que en la actualidad desempeña su profesión en los 40 Principales), con el objetivo de elaborar un catálogo con los representantes más notables de esa casta de deportistas de élite que se atrevieron a hacer públicas sus inclinaciones políticas significándose como ciudadanos de izquierdas.

Prologado por El Gran Wyoming, y siendo el diputado de Izquierda Unida Alberto Garzón el encargado del epílogo de la obra, Quique Peinado repasa en Futbolistas de izquierdas la personalidad de jugadores tan emblemáticos como Oleguer Presas, Iker Sarriegui, Ángel Cappa, Humberto Caszely o Cristiano Lucarelli. Sin embargo, un nombre resalta entre todos los perfiles elaborados por el autor: el de Vicente del Bosque, actual entrenador de la selección española de fútbol.

Vicente del Bosque
Definido como una persona progresista y prudente, Quique Peinado repasa todas y cada una de las ocasiones en las que el exjugador del Real Madrid no ha tenido inconveniente en significarse políticamente. De este modo, el autor recuerda que en El larguero (Cadena Ser), Del Bosque se atrevió a afirmar que los “catalanes están en su posición de defender la independencia, pues es la libertad que cada pueblo tiene para decidir su futuro”, o bromear sobre si él era más de izquierdas que Jorge Valdano -por aquel entonces, en el año 2003, uno de los principales en el vestuario del Real Madrid-.

Defendiendo a Zapatero
También en declaraciones al Grupo Prisa, el seleccionador nacional realizó una cerrada defensa del presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Declaraciones que efectuó al diario El País el 28 de noviembre de 2010, justo en el momento en el que el prestigio del dirigente socialista pasaba por sus momentos más bajos. “Los dos somos castellano-leoneses. Zapatero me cae bien. Un hombre que ha sido tan denostado, tan agredido, creo que es una persona limpia y que está tratando de hacer lo mejor para el país”, explicó Vicente del Bosque.

Elogios al 15-M
Elogios que el exfutbolista también dedicó a la tan denostada por la derecha Ley de la Memoria Histórica (“desempolvar los muertos no es un ataque a la concordia”, señaló al diario El Mundo), o a los ciudadanos que forman parte del llamado colectivo 15-M (“porque son movimientos que siempre que se hagan desde las buenas intenciones, que se intente transformar a la gente y la sociedad sin utilizar la violencia, hay que ayudarlos”).

Pagando sus impuestos en España
Por el contrario, Del Bosque no ha dudado en criticar públicamente a aquellos que llevan la patria en la solapa, pero en lo que se refiere a los impuestos nunca declaran en nuestro país. Y lo hizo afirmando que él sí que había tributado todo lo que había ganado en nuestro país, “como un buen español”, y en contraposición a muchos de los casos que en la actualidad copan las portadas de los principales diarios de información.

“Progresista en lo social”
En opinión de Quique Peinado, el entrenador del combinado nacional concedió la mejor definición de sí mismo a la periodista Elena Pita, del diario El Mundo. “Se dice que Del Bosque es conservador en el juego (por contraposición a innovador) y progresista en lo social (por contraposición a reaccionario)”, le expuso la redactora. “Pues me encuentro cómodo con esta definición, está bien: sí, soy conservador para algunas cosas, o prudente, pero también me gusta que el país y la sociedad avancen”, respondió el salmantino.

Ayudando a los trabajadores
Pero el progresismo de Del Bosque no es fruto de la madurez del exfutbolista. Según el autor de la obra, el técnico “ya era de izquierdas como jugador, incluso hay quien habla de su cercanía al PSOE ya siendo canterano. A mediados de los 70, en el Real Madrid que vio morir a Franco, el salmantino era un destacado miembro de un vestuario progresista que ayudó con camisetas, balones y solidaridad a varias huelgas de trabajadores”.

Fascinado por Felipe González
Así, parece claro que Del Bosque siempre fue sensible a las reivindicaciones para las que les pedían ayuda. Quizás, lo hizo en parte influenciado por la “fascinación” que le produjo Felipe González a comienzos de los años 80, cuando acudió acompañado de Paco Grande y sus respectivas esposas a un mitin del expresidentes del Gobierno.

Futbolistas de izquierdas, obra que ya está a la venta, está editada por Léeme. Con prólogo de El Gran Wyomming y epílogo de Alberto Garzón, puede adquirirse por 19,90 euros (IVA incluido). Más información en:
http://futbolistasdeizquierdas.wordpress.com /

 

Marcos Paradinas es redactor jefe en ELPLURAL.COM