El Telescopio
La plataforma de mensajería presenta nuevas funcionalidades.

¿De verdad WhatsApp es más seguro para los usuarios?

En las últimas horas la plataforma ha puesto en marcha su sistema de cifrado de mensajes

43
Mié, 6 Abr 2016

A mediados de marzo desde ELPLURAL.COM lo avisamos y hace menos de una semana lo recordamos. En las últimas horas se ha confirmado y, según ha anunciado WhatsApp a través de su blog oficial, ya podemos ver en los chats que mantenemos en la plataforma de mensajería propiedad de Facebook un mensaje en el que nos advierte de que los mensajes son ya seguros. 

Esto significa, además de un reconocimiento tácito de que hasta ahora no lo era -evidente para todos-, que la red de mensajería con 1.000 millones de usuarios se suma a la 'moda' de la seguridad con esta medida de la encriptación o cifrado de extremo a extremo. ¿Y esto qué quiere decir? Tal y como ha explicado la propia compañía con el nuevo sistema de seguridad implantado se "asegura que solo tú y el receptor puedan leer lo que es enviado, y que nadie en el medio", a diferencia de otras apps de mensajería que "únicamente cifran los mensajes entre tú y ellos".

Mayor protección

A partir de aquí empiezan a surgir las dudas. La primera tiene que ver con el papel de la propia empresa que nos ofrece el servicio de manera gratuita, es decir, WhatsApp. Tal y como indican tampoco ella podrá acceder a su contenido (texto, voz, vídeo o fotos) porque "tus mensajes están seguros con un candado y solo tú y el receptor tienen el código/llave para abrirlo y leer los mensajes. Para mayor protección, cada mensaje que envías tienen su propio candado y código único. Todos esto pasa de manera automática; sin necesidad de ajustar o crear chats secretos especiales para asegurar tus mensajes".

Parece que de este modo, WhatsApp cierra una de las brechas que tantas críticas le han costado desde diferentes sectores. Este asunto de la seguridad era un debe frente a otras redes de la competencia como Telegram.

Hay que aclarar que este sistema está implantado desde hace tiempo. La diferencia es que ahora WhatsApp lo expande a todos los smartphones (hasta ahora permitía la convivencia entre dispositivos que lo tenían y otros que no, dependiendo de la versión descargada de la plataforma de mensajería), de ahí que haya advertido hace poco sobre la necesidad de disponer de una versión actual (con una antigüedad de no más de un año) porque si no te arriesgas a quedarte sin la aplicación.  

En definitiva, WhatsApp es más seguro. La necesidad ahoga, y tras anunciar su gratuidad perpetua, parece que es un paso más para convertir la plataforma en una buena herramienta para las empresas, objetivo que podría ser el próximo de la compañía para hacerla rentable.