Sociedad
educación
El cardenal Cañizares en una imagen de archivo. (Foto: EFE)
El cardenal Cañizares en una imagen de archivo.
|
Fuente
:
EFE

Cañizares vuelve a la carga ahora contra quienes quieren la religión fuera de la escuela

A juicio del polémico arzobispo de Valencia lo que hacen es "apartar a los niños de Jesús"

2K
Dom, 11 Sep 2016

Hace unas semanas un joven, durante una misa en Ávila, le llamó "fascista"; su hazaña poco duró porque inmediatamente fue expulsado de la iglesia al grito de "perroflauta cabrón". Antes, sus proclamas homófobas o misóginas, también le llevaron a las primeras páginas de los periódicos, sin olvidar sus gustos ideológicos muy próximos a la nostalgia de la dictadura franquista
El protagonista de tan extenso currículum no es otro que el conocido y polémico cardenal Antonio Cañizares que, en más de una ocasión, hace una interpretación sui generis de la doctrina cristiana, curiosamente siempre a favor de sus intereses personales o de poder dentro de la propia institución. 
En esta ocasión, Cañizares ha vuelto a levantar ampollas. Siempre que lo hace, normalmente en sus homilías, hay un porqué. Esta vez, detrás de sus palabras está el inicio del curso escolar. En relación con esto el cardenal de Valencia ha lamentado que, en la actualidad, "muchos, tal vez sin darse cuenta, separan a los niños de Jesús, no les enseñan, ni quieren que les enseñen quién es Jesús, por ejemplo a través de la enseñanza religiosa en las escuelas". 
"Apartados de Jesús"
"No quieren permitirlo, en el fondo están apartando a los niños de Jesús", ha señalado en la parroquia de la Font de la Figuera (Valencia), tras leer el pasaje evangélico en el que Jesús pide a sus  discípulos: "Dejad que los niños se acerquen a mí, no se lo impidáis". 
Cañizares ha aprovechado la coyuntura para defender que "Jesús quiere a los niños hasta el extremo, se hace niño con ellos, porque está con los últimos, con los más pequeños", resaltando que los más pequeños "son los que más necesitan del cariño y del amor". 
Además, ha destacado que los niños son las principales víctimas de "la guerra, la violencia, el hambre, pero también son las primeras víctimas del egoísmo de padres que los abandonan", por lo que ha pedido que la Virgen ayude a proteger a los niños, según un comunicado del arzobispado de Valencia. Palabras procedentes de quien maneja la denominada "caridad cristiana" a su antojo.