Así da la nota, con sus malos modos, el viejo PP andaluz

La perlas de las malas formas: De Teófila a Villalobos y de Hernando a Loles López

15
Dom, 5 Mar 2017

La vieja guardia del PP andaluz no se resiste a jubilarse. Imbuidos por el poder, años y años de ejercerlo y el sentirse superiores a los demás, han hecho que sus miembros estén "dotados" de un lenguaje grosero, bronco, cainita y a veces ofensivamente hortera. De concejales a alcaldes, de regidoras a diputadas y de ahí a cargos órgánicos. Toda una vida de entrega a la causa!

Esta semana podíamos ver como una veterana del PP andaluz, Teófila Martínez, se enfrentaba con bronca y amenazas a una líder estudiantil que comparecía en la comisión de Educación del Congreso de los diputados. La ex alcaldesa de Cádiz preside dicha comisión. Su labor, lejos de moderar y facilitar el debate como corresponde al cargo que ostenta, se convirtió en la propia de un holligan de su partido interrumpiendo reiteradamente a la secretaria general del Sindicato de Estudiantes, Ana García Rubio, exigiéndole que retirase sus palabras.

No ha habido diputados corruptos
La líder estudiantil criticaba en su derecho a expresarse como quiera, la corrupción política. En ese sentido afirmó la joven que “hay quien se confunde cuando logra un escaño como diputado, cuando se utiliza ese escaño para poder enriquecerse”. Estas palabras no sentaron nada bien a Teófila que visiblemente malhumorada la llamó al orden, le pidió que retirase sus palabras y lejos de ejercer su papel moderador, muy enojada y con mala cara, llegó a interpelar a la joven afirmando que “no conozco ningún caso de un diputado que haya usado su escaño para enriquecerse”.  Tras este incidente le pidió que retirase sus palabras a lo que la joven contestó: “Eso no lo puedo retirar porque lo dice la Justicia, no lo digo yo. Es una verdad objetiva”.

Teófila y la “gente pobre con cuenta en Twitter”
Martínez, amante de la bronca y de las palabras gruesas nos tiene acostumbrados a la polémica verbal. Tantos años de alcaldesa de Cádiz le estigmatizó creyéndose en posesión de la verdad. Recuérdese cuando afirmó en un pleno que había gente que “no tiene para comer pero tiene cuenta en Twitter, que cuesta dinero". A quienes criticaron en redes sociales les achacaba que eran personas a las que "se les paga la luz, el agua y el alquiler y luego manejan teléfonos de última generación".

Y la ganadora es... Celia Villalobos!!
Toda una tradición de malas formas y expresiones broncas jalonan al PP andaluz. La primera en el ranking, la ganadora y receptora de la estatuilla a la bronca es, sin duda, Celia Villalobos. Desde su torre de la presidencia del Congreso de Diputados nos dejó perlas virales plenas de groserías y pésima educación. Para la historia de los malos modos de un político queda ya inmortal los gritos despectivos que dedicó a su chófer. Nerviosa y airada por su tardanza le vociferaba: “¡Manoloooo!” o “¡No son más tontos porque no se entrenan!”.

No se olvidará el espectáculo chabacano que protagonizó en un enfrentamiento verbal desde su escaño contra la vicepresidenta de la Mesa del Congreso, la socialista Teresa Cullinera. Al final, con gran enfado, Villalobos tuvo que marcharse de la sesión plenaria y demostró la descortesía contra el máximo órgano del Congreso de los Diputados.

Rifirrafe con Pablo Iglesias
Sus salidas de tono y groserías continuarían de manera interminable como cuando se le pudo escuchar tildando a José Bono, en su etapa como presidente del Congreso, de “fascista”. La penúltima la protagonizó recientemente en su acalorado debate con el líder de Podemos en un corrillo en el Congreso. Celia armó todo un  
rifirrafe con Pablo Iglesias en el Congreso de los Diputados. Su regañina al líder de Podemos por hablar de la “mochila de corrupción” del PP se convirtió en viral, algo que puede ser lo que busque siempre la ex ministra del caldo de los huesos de las vacas locas.

Hernando: Andalucía o "el pelotón de los torpes"
Moderado algo ahora pòr su puesto de portavoz del PP en el Congreso, no se puede olvidar la figura, bronca y polémica también, del diputado por Almería, Rafael Hernando. No hay que remontarse al momento desagradable del intento de agresión a Alfredo Pérez Rubalcaba. Cabe recordar distintas frases pronunciadas en el ejercicio de diputado andaluz. Una muy sonada por la ofensa que significa a esta tierra fue al manifestar que había que "sacar a Andalucía del pelotón de los torpes". Curioso al menos en alguien que obtiene su acta de diputado por esta comunidad precisamente.

"Arriba España" de Dolores López

Más que de bronca, habría que señalar como torpeza las declaraciones de la números dos del PP andaluz, Dolores López, al finalizar un mitin de su partido con un sentido "Arriba España". La onubense lo justificó en el ardor y apasionamiento de un acto público. No obstante, la ex alcaldesa de Valverde del Camino, es una conspicua reprsentante del frentismo y lenguaje bronco del Partido Popular andaluz.

La lista de improperios, lenguaje malsonante y estilo bronco del PP andaluz, sería interminable. Lo grave es que los jóvenes pèperos andaluces han heredado un estilo de su "Jefe de toda la vida", Javier Arenas. La huida del de Olvera a Madrid prometía un cambio de estilo. No ha sido así, lejos de moderarse, el PP andaluz sigue siendo el adalid del argumentario cainita, el insulto, la ofensa y el tono crispado. Puede ser que tantos años sin "tocar bola" en Andalucía le hayan provocado una situación de enojo permanente.