Comunicación
El nuevo director de Telemadrid, José Pablo López.
El nuevo director de Telemadrid, José Pablo López.
|
Fuente
:
13 TV.

El nuevo director de Telemadrid: “En los informativos no va a haber opinión. Bajo ningún concepto”

José Pablo López a ELPLURAL.COM: “Ha faltado gestión y ha sobrado ideología”

131
Dom, 19 Feb 2017

El pasado 12 de enero, PP, Ciudadanos y PSOE votaron a favor de José Pablo López Sánchez como nuevo director general de Telemadrid para los próximos seis años. López conseguía ser ratificado por dos tercios de la Cámara y no obtenía ningún voto en contra (los 26 diputados de Podemos se abstuvieron). Comenzó entonces una nueva etapa en la que se persigue como objetivo fundamental la despolitización de la televisión pública.

Un reto que afronta el que hasta el pasado año ejercía como director general de 13TV. Antes del canal de la Conferencia Episcopal, López dirigió el departamento de asesoría jurídica de La Sexta. “Es cierto que yo he trabajado en medios de comunicación con un signo editorial muy distinto. Desde La Sexta hasta 13 TV, pero creo que esto me permite abordar nuevos proyectos única y exclusivamente desde una perspectiva profesional y no ideológica”, afirma el nuevo director de Telemadrid en una entrevista concedida a ELPLURAL.COM.

P
¿Qué es más difícil, poner de acuerdo a todos los grupos políticos para su designación -hasta Podemos se abstuvo en su elección-, o haber dirigido canales de televisión tan distintos ideológicamente como La Sexta y 13 TV?
R.-

Agradezco muchísimo a todos los grupos parlamentarios el voto de confianza que me han dado. También a Podemos. Como le dije a Ramón Espinar, su abstención la entiendo como un voto de confianza para que podamos llevar a cabo una gestión de esta casa puramente profesional. El tiempo de la política ya ha cubierto su etapa dentro de todo lo que ha sido el proceso de elección y ahora de lo que se trata es de que el Consejo de Administración y el Director General conjuntamente intentemos recuperar la radio y la televisión pública de Madrid, que se encuentra en una situación francamente mejorable.

Es cierto que yo he trabajado en medios de comunicación con un signo editorial muy distinto. Desde La Sexta hasta 13 TV, pero creo que esto me permite abordar nuevos proyectos única y exclusivamente desde una perspectiva profesional y no ideológica.

Yo creo que en Telemadrid ha faltado gestión y ha sobrado ideología. Ahora tenemos por delante el reto de encontrar un modelo para la próxima década de la radio televisión madrileña. Todo ello en un contexto en el que las televisiones autonómicas en su conjunto tienen que encontrar su papel. Porque el problema que tiene Telemadrid no es exclusivo, es también de la FORTA. Tenemos que definir un modelo nuevo.

P
¿De verdad espera no recibir llamadas de los partidos políticos para influir en la línea editorial del canal?
R.-

Es una realidad. A mí no me ha llamado nadie para decirme cómo tengo que llevar la televisión. Cuando me eligieron me llamaron los portavoces de los cuatro grupos parlamentarios, pero ninguno me dijo nada en ese sentido. Lo único que me ha pedido Cristina Cifuentes es que esta casa sea sostenible económicamente. Es una petición que comparto plenamente y uno de los ejes de mi discurso. Busco una doble sostenibilidad: la económica y la de la rentabilidad social. Aspiro es que Telemadrid sea una casa saneada y de todos los madrileños.

P
Nada más llegar al cargo, se ha bajado un 30% su sueldo. ¿Qué considera más escandaloso, la manipulación informativa a la que se sometió a la televisión pública o el despilfarro y mala gestión de sus antecesores en el cargo?
R.-

No me toca a mí hacer ninguna interpretación sobre lo que sucedió en los años anteriores en Telemadrid. Quiero mirar para adelante. Me he encontrado una empresa saneada desde el punto de vista financiero, sin endeudamiento. Y ahora lo que tenemos que hacer es recuperar Radio Televisión de Madrid y los servicios multimedia. La nueva dirección tiene que mirar al futuro y dedicarse a poner la fábrica en funcionamiento.

P
¿Tiene intención de mantener a la misma dirección que ha habido hasta ahora en Telemadrid?
R.-

Una vez que tome posesión oficialmente del cargo voy a presentar al Consejo de Administración un plan de reorganización funcional. El nuevo organigrama obedecerá a una empresa de comunicación del Siglo XXI, que sea ágil y dinámica. En esta casa hay muy buenos profesionales y yo tomaré las medidas oportunas en relación a los distintos puestos directivos. Pero primero hablaré con el Consejo de Administración de la compañía.

P
La dirección anterior dejó abandonadas las instalaciones recién renovadas tecnológicamente, meses antes del la ejecución del ERE que afectó a 861 trabajadores. ¿Tiene usted pensado habilitar esas instalaciones haciéndolas productivas?
R.-

He encargado una auditoria técnica que va a realizar conjuntamente la dirección de tecnología y operaciones de la cadena junto con el Comité de Empresa para que expongan en qué estado real se encuentran las instalaciones. Cuando tenga ese informe mi intención es utilizar los recursos técnicos y de espacios que tenemos en la compañía, que son inmensos. También vamos a proponer a las productoras que están trabajando en este momento con Telemadrid un nuevo modelo de colaboración que pase inexcusablemente por la utilización de las infraestructuras y los medios técnicos de la cadena. No tiene ningún sentido económico que teniendo estos grandes activos alquilemos espacios fuera de Telemadrid. Debemos llegar a un nuevo sistema de cooprodución de varios de los programas que ahora mismo se están realizando fuera de Telemadrid.  Esto supondrá un redimensionamiento de las necesidades que va a tener la Radio Televisión Madrid.

En este sentido, habrá dos etapas. Primero, la que va de aquí al verano. Es una etapa complicada, en la que respetaremos los compromisos firmados y reorganizaremos la gestión de la compañía. Y luego un gran lanzamiento de la nueva programación de Telemadrid que se producirá a partir de septiembre, aunque espero que desde mayo ya se puedan ver algunos cambios en pantalla.

P
¿Cómo pretende conseguir que los madrileños vuelvan a confiar en Telemadrid? Muchos ciudadanos ya no tienen ni sintonizado el canal en su televisión.
R.-

Telemadrid ha quedada desreferenciada en muchísimos ámbitos: en el de la información, el entretenimiento, la cultura…  Por eso, Telemadrid tiene que hacer una televisión de cercanía donde los distintos grupos, y no sólo los políticos, sino también los sociales, tengan acceso a la radio y a la televisión pública de Madrid. Tenemos que recuperar esa vinculación que existió en un momento y se perdió. Pero no podemos hacer esa misma Telemadrid que se hacía en los años 90. Telemadrid tiene que hacer una apuesta inmediata por las nuevas tecnologías. Tenemos que adaptarnos a un nuevo marco competitivo, que distribuya sus contenidos en 360 grados.

P
¿Habrá opinión en los informativos? ¿O en su etapa como director las noticias ya no irán acompañadas de editoriales como los en su día protagonizados por Sánchez Dragó o Hermann Tertsch?
R.-

En los informativos de Telemadrid no va a haber opinión. Bajo ningún concepto. El público ya es lo suficientemente mayor para sacar sus propias conclusiones sin que nosotros le tengamos que decir lo que tienen que pensar. En materia de informativos aludo a aquel slogan de los años 90 de la cadena SER que decía ‘la SER no opina, todos opinan en la SER’. Nosotros no estamos aquí para dar nuestra opinión, sino para contarle a los madrileños lo que pasa. Telemadrid no está para editorializar, para ir contra unos o contra otros. Esa época no volverá a Telemadrid.

P
¿Tiene pensado reformar la plantilla de informativos o rescatar a alguna de las caras más conocidas o prestigiosas que en su día trabajaron para la cadena?
R.-

Telemadrid necesita caras. La televisión es un animal de hábitos. En Telemadrid se realizarán aquellas incorporaciones que sean viables económicamente. Pero ahora mismo, sinceramente, no he descendido a ese terreno.

P
El Comité de Empresa mantiene abierto el conflicto por el ERE declarado ilegal, que ya dura más de cuatro años. ¿Piensa que sería posible abrir una mesa de negociación para convenir soluciones sobre los trabajadores despedidos del ERE?
R.-

En primer lugar, agradezco la buena disposición del Comité de Empresa para aportar soluciones concretas a los distintos problemas que tenemos sobre la mesa. Telemadrid tiene que reducir la litigiosidad en materia del Expediente de Regulación de Empleo. Algunos recursos ya se han retirado y me he comprometido con el Comité de Empresa a ir viendo caso a caso. Y también creo que Telemadrid tiene que ser de nuevo, dentro de su sostenibilidad económica, un agente dinamizador. Esto se puede conseguir desde la recuperación de nuestras instalaciones. También hay que iniciar un nuevo marco de relación con las productoras que tendrán que tener una sensibilidad especial respecto a aquellos trabajadores que prestaron servicios en Telemadrid en el pasado. Paralelamente, tengo la intención de abrir una sección en la página web relativa a nuevos proyectos, donde emprendedores que hayan prestado sus servicios en Telemadrid puedan presentar sus nuevos proyectos a la cadena.