Patatas a la importancia y pastel de carne

0
Vie, 17 Mar 2017

Patatas a la importancia.

¿Con qué?

Patatas, harina, huevo, cebolla (opcional), ajo, perejil, azafrán, sal, caldo de carne o vino blanco.

¿Cómo?

Esta es una receta de autora, que agradezco me haya enviado, es de Irene Peramato, del restaurante Carolina de Pedrosillo el Ralo, Salamanca. Se pelan las patatas y se cortan en rodajas de un cm aproximadamente,  se salan y se pasan por harina, huevo batido, se fríen en abundante aceite y se reservan. Se prepara un machado de ajo, perejil, un poco de azafrán y sal, se vierte en una cazuela un poco de aceite y se rehoga cebolla bien picada, si se quiere utilizar este ingrediente; cuando está pochada se añade un poco de harina, se mueve rápido y se añade el machado; a continuación se meten las patatas y se añade el caldo o vino blanco (la autora las prefiere con caldo) se dejan hervir hasta que se note que están tiernas (veinte minutos más o menos aunque depende de la patata y de la cantidad) darle el punto de sal y servir.

TRUCOS de la autora: antes del último hervor, cuando casi están hechas, se puede añadir un poco de coñac quemado, les da un toque especial. Están riquísimas acompañadas de coliflor rehogada; para ello a la vez que las patatas, se rehogan también troncos de coliflor hervidos previamente, y se sigue la receta.

Pastel de carne picada.

¿Con qué?

Carne picada –trescientos gramos de ternera y doscientos de magro de cerdo- cien gramos de orejones y de piñones, cien gramos de tacos de jamón serrano, una rebanada de pan, dos huevos duros, una copa de brandy, dos dientes de ajo, un manojo de hiervas aromáticas, caldo de carne, aceite de oliva, sal y pimienta.

¿Cómo?

Este plato se puede hacer el día anterior para prensarlo doce horas. En un recipiente ponemos la carne picada, los orejones partidos, los piñones, el jamón, el pan desmigado, mezclamos bien todo, salpimentamos y vertemos la copa de brandy, removemos y dejamos que se macere durante dos o tres horas en la nevera. Colocamos la carne condimentada extendida en forma de brazo sobre un trapo limpio, en el medio le ponemos los huevos duros enteros o cortados por la mitad y la enrollamos de forma que quede un redondo homogéneo, la atamos con cintas. En una cazuela vertemos aceite de oliva y los dientes de ajo y pasamos la carne bien sujeta vuelta y vuelta, añadimos el caldo de carne cubriendo, el manojo de hiervas y dejamos cocer a fuego lento durante cuarenta minutos. Apagamos y dejamos que se enfríe un poco. En una fuente situamos el rollo de carne y lo prensamos con una tabla durante diez o doce horas. Antes de servirlo quitamos el trapo y, en la misma fuente con el jugo que haya desprendido, introducimos en el horno a 200º C quince minutos. También se puede servir frío acompañado con una ensalada verde. El pastel de carne se puede hacer en una fuente de horno directamente, sin trapo, y envuelto en lonchas de bacon. Se puede hacer con hojaldre y también masa de pan finita.

 Fresón con nata, limpiar los fresones y cortarlos en dos, espolvorear azúcar y que cada comensal se ponga la nata montada a su gusto.