Política

Cabecera interior Gurtel

La hora de Sepúlveda: casi 700.000 euros recibidos de la corrupción que afectan a Ana Mato

El exalcalde y "exfuncionario" del PP tendrá que explicar los pagos de la Gürtel, los viajes regalados, la comunión de sus hijos, el Jaguar 'invisible'...

951
Lun, 23 Ene 2017

El carrusel del macrojuicio de la Gürtel sigue recibiendo a su cartel principal y si la autoridad lo permite y el tiempo no lo impide, la puerta de la Audiencia Nacional se abre este martes para recibir a Jesús Sepúlveda, uno de los grandes “ex” de España y cuyos hitos más jugosos se pueden consultar en nuestra web amiga de Los Genoveses. Porque Sepúlveda es exalcalde de Pozuelo de Alarcón; es exmarido de la polémica Ana Mato; es “exfuncionario” del Partido Popular y, hasta si nos ponemos poéticos, exmago, puesto que fue capaz de hacer desaparecer el Jaguar que le regaló la Gürtel, al menos a ojos de su entonces mujer.

Tras el polémico “finiquito en diferido” que el PP pagó a Luis Bárcenas, la formación vivió otro surrealista episodio burocrático con el exalcalde, al salir a la luz un polémico informe policial que glosaba la infinidad de regalos y pagos en especie que el matrimonio Sepúlveda-Mato había recibido de la trama.

En ese momento, Sepúlveda se encontraba refugiado en Génova y el vicesecretario general de Organización era Carlos Floriano, quien dio unas surrealistas explicaciones de por qué el PP seguía pagando a este imputado. Eso sí, Floriano fue incapaz de explicar cuál era su sueldo ni sus funciones: “No le puedo concretar lo que hace Sepúlveda, ni cuánto cobra''.

Lo que sí señaló Floriano es que no pensaban echar a Sepúlveda, con la surrealista excusa de que era “funcionario” del partido, una figura que no existe ni le protege de nada. “No hay razón objetiva para echarlo de su trabajo y por tanto no lo podemos hacer”, llegó a decir, asegurando que, si le echaban, el juez declararía el despido improcedente y el PP “lo tendría readmitir”.

La mentira de Floriano acabó, a la larga, desacreditándole y costándole el puesto. Y se cayó por sí sola cuando, debido a la presión social, el PP acabó despidiendo a Jesús Sepúlveda en febrero de 2013. Eso sí, con una jugosísima indemnización de 229.000 euros. La cantidad puede parecer desproporcionada, pero no está nada alejada de los pagos en especie con que le agasajaba la Gürtel y casi se compensa con el dinero que se ahorró el PP -de ahí la acusación por lucro contra la formación- al pagar la trama su despacho y campañas electorales, según el informe de la Fiscalía Anticorrupción que hoy les ofrece ELPLURAL.COM.

Entre 2002 y principios de 2005, es decir, en poco más de dos años, Sepúlveda recibió 213.000 euros en base a unas “asignaciones periódicas” que recibía normalmente cada mes en ingresos de 6.000 euros de parte de la trama corrupta. A eso hay que sumar dos ingresos registrados en 2003 de 12.000 euros cada uno que eran “pagos procedentes de caja B”. Ese mismo año, recibió 60.000 euros “procedente de Rustfield”. Al final, entre 2002 y 2003 recibió 449.017,24 euros como “regalos en efectivo”.

A todo esto, hay que sumar los “regalos en especie”, que ascienden a 219.374.55 euros. De aquí se desglosan varios conceptos. Los viajes entre el año 2000 y el 2005, que suman 50.331,82 euros. Los pagos de los cumpleaños y la comunión de los hijos que comparte con Ana Mato ascienden a 4.498,52 euros. Tampoco podían faltar los típicos regalos de Louis Vuitton, en concreto una estola y un echarpe que ascienden a 610 euros.

Por último, se suman los “importes gastos electorales”, donde se incluyen actos electorales por más de 12.000 euros, los “gastos de despacho electoral”, de casi 16.000 euros y unas supuestas “entregas en efectivo” de 84.000 euros. Y, como guinda final, el famosísimo Jaguar, de diciembre del 99, valorado en 52.068,89 euros. Un total de 668.391,79 euros que afectan también a su exmujer y exministra, Ana Mato, y por los que este martes tendrá mucho que responder. 

 

Marcos Paradinas es redactor jefe en ELPLURAL.COM