Política

López Viejo tira de chulería ante el tribunal y niega todas las evidencias

Dice que no recibió "ni euro" de Correa, que no fraccionaba contratos y rechaza hablar de sus cuentas suizas

191
Mié, 25 Ene 2017

El exconsejero madrileño Alberto López Viejo ha tirado este miércoles de chulería en su comparecencia en el macrojuicio Gürtel donde ha llegado a reprender al tribunal y a la fiscal por sus preguntas, lo que le ha costado un apercibimiento verbal del magistrado. López Viejo ha negado todas las evidencias: ha dicho que no ha cobrado “ni un solo euro” de Francisco Correa en concepto de comisiones, se ha negado a responder sobre las cuentas bancarias que él y su mujer tenían en Suiza y ha asegurado que no instauró el fraccionamiento de facturas en la Comunidad de Madrid.

En su declaración en el juicio contra la trama, la fiscal Concepción Nicolás le ha preguntado si, tal y como declaró Correa ante el tribunal, recibió comisiones de la trama (la Fiscalía las cifra en 682.197 euros) en su cuenta en Suiza por facilitar una adjudicación en 2002 a la empresa Sufi cuando estaba en el Ayuntamiento de Madrid.

"¿Cobró alguna cantidad o porcentaje por este contrato?", le ha preguntado la fiscal, a lo que ha contestado: "Yo no he percibido ni un solo euro del señor Correa", quien "jamás", ha añadido, participó en esa adjudicación. Correa, en cambio, afirmó en el juicio que entregó un millón de euros al exconsejero en su cuenta en Suiza por esa concesión a Sufi de un contrato de limpieza del barrio de Moratalaz.

López Viejo se ha negado a contestar en el juicio de Gürtel si tiene cuentas en Suiza, alegando que las autoridades de ese país no han dado autorización a las españolas para usar la información relativa a él. En su declaración como acusado y cuando la fiscal Concepción Sabadell le ha preguntado por sus cuentas en el país helvético, ha respondido: "No puedo ni debo contestar", tras lo que ha pedido "toda la paciencia del mundo" al tribunal, que le ha reprendido por intentar hacer "valoraciones jurídicas".

A preguntas de la fiscal Sabadell, López Viejo ha criticado en varias ocasiones a la Fiscalía y la "visión un tanto particular" que tiene, en su escrito de acusación, de "cómo funcionan el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad de Madrid", donde no se contrata "de una manera libre, aleatoria y particular". "Usted no tiene que recomendar al fiscal nada", le ha reprendido en otro momento el magistrado presidente, Ángel Hurtado, cuando ha intentado darle consejos a la representante del ministerio fiscal.

Del cabecilla de la Gürtel, Francisco Correa, ha explicado que "nunca" ha tenido con él una "relación estrecha, ni personal ni profesional", aunque sabía "perfectamente" quién era porque sus empresas "llevaban las campañas electorales del PP y la imagen del PP y del presidente del Gobierno". Sí era, ha añadido, "amigo, muy amigo" de Alejandro Agag, yerno de José María Aznar, que le invitó a montar en barco en Puerto Banús con Correa sin que él supiera que el cabecilla de Gürtel estaba allí, y por eso aparece en un vídeo en esa embarcación.

Según la Fiscalía, López Viejo daba instrucciones a la trama sobre cómo había que facturar los eventos, por qué cantidades -normalmente inferiores a 12.000 euros para eludir los controles administrativos- y a nombre de qué consejería u organismo se emitiría la factura.

La Fiscalía sospecha que se concertó con Correa para otorgar adjudicaciones irregulares cuando era concejal de Servicios de Limpieza del Ayuntamiento (de 1999 a 2003), y luego como viceconsejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid (de 2004 a 2007) y como consejero de Deportes (de 2007 a 2009).

López Viejo ha declarado que él no introdujo el sistema de fraccionamiento de facturas que se practicaba en la Comunidad con las empresas del líder de la trama Gürtel, Francisco Correa, sino que era algo que ya se hacía en el gobierno regional.

"Yo no importo la autorización de contratos menores para pagos de facturas", ha declarado López Viejo en el juicio contra la trama que celebra la Audiencia Nacional, en el que ha asegurado que este sistema era algo que ya se hacía en la Comunidad de Madrid previamente a su nombramiento como viceconsejero en 2004.

López Viejo, que fue consejero de Deportes en la Comunidad de Madrid con Esperanza Aguirre de presidenta, se enfrenta a 46 años de prisión por haber concedido a Correa este contrato en el Ayuntamiento de Madrid y también la organización de unos 400 eventos de la Comunidad de Madrid entre 2004 y 2008, por los que cobró 472.465 euros en comisiones en metálico y en especie.