Política
La responsable de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer. EFE
La concejal de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer
|
Fuente
:
EFE

Tras los titiriteros o la cabalgata, Carmena cesa a Celia Mayer

La concejal, ampliamente cuestionada, pasa a ocupar la nueva concejalía de Igualdad

103
Mié, 15 Mar 2017

El escándalo de los titiriteros en Carnaval, la polémica lista de calles a cambiar por ser franquistas en aplicación de la Ley de Memoria Histórica, la cabalgata del cambio que se convirtió en el desfile de los hípster… finalmente han pesado y mucho. Tras diferentes polémicas y cuestiones que ponían en duda su trabajo, Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, ha cesado a Celia Mayer como responsable de Cultura.

La decisión se anunciará en los próximos días, pero la decisión ya está tomada. Con su salida, las responsabilidades del área de cultura serán asumidas por la propia Carmena, pero esto no significa que Mayer se quede completamente fuera.

Ahora que se cumplen 10 años de la aprobación de la Ley de Igualdad del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, el Ayuntamiento de Madrid ha decidido crear una nueva concejalía de Igualdad que liderará Mayer para hacer frente a la "emergencia social".

El anuncio del cese de la edil de Ahora Madrid coincide con su reincorporación al trabajo tras su permiso por maternidad. Durante su baja, tanto las competencias del área como su representación institucional ya fueron asumidas por la alcaldesa. Por ello Carmena en persona supervisó la programación navideña para evitar nuevas polémicas.

El reemplazo de Zapata

Hay que recordar que Mayer no era la primera opción de Carmena para cultura, llegó al puesto después de que Guillermo Zapata tuviera que dimitir tras la publicación de unos polémicos tuits, unos mensajes que publicó cinco años antes de jurar el cargo y ser concejal.

Varios frentes abiertos

Celia Mayer, que sustituyó a Guillermo Zapata tras sus polémicos tuits, tenía varios frentes abiertos, desde que fuera muy cuestionada por la peculiar Cabalgata de Reyes de 2015, la programación para un público infantil de los titiriteros y la retirada de elementos franquistas. Las decisiones tomadas desde el área de Cultura sobre esto último llevaron a la Cátedra de la Memoria Histórica de la Universidad Complutense a romper su contrato con el Ayuntamiento y a Manuela Carmena a quitarle las competencias sobre este asunto a Mayer.