Sociedad

Hazte Oír volverá a pasear su bus para luchar contra la "dictadura LGTB"

Ignacio Arsuaga ha anunciado que ya preparan otro vinilo y ha asegurado que emprenderán acciones legales contra Carmena y políticos

A. Lardiez
0 |
278
Jue, 2 Mar 2017

El presidente de la asociación ultra Hazte Oír, Ignacio Arsuaga ha dejado claro que no cesará en su intento de luchar contra "la dictadura LGTBI" y, a pesar de que un juez ha ratificado la detención inmediata del calificado como "autobús del odio", lo volverán a poner en circulación. Según ha comunicado en una rueda de prensa celebrada durante la mañana de este jueves, ya están preparando otro vinilo que tapará el mensaje censurado por el magistrado y se espera que mañana pueda estar listo para volver a pasearse por las calles madrileñas.

Arsuaga se ha presentado como una víctima de la justicia a la que acusa de "secuestrar" su autobús, y con él, su libertad de expresión. En su opinión, esto no es más que una muestra del triunfo de una especie de "apertheid ideológico contra los que no comulgamos con el pensamiento único".

Tras enumerar fuera de contexto casos en los que los jueces han fallado a favor de la libertad de expresión, como el de Guillermo Zapata, Rita Maestre los titiriteros, la revista El Jueves o la comparación que hizo Cristina Cifuentes de Ada Colau con ETA,  aseguró que a ellos se les niega su libertad ideológica y la libertad de expresión. "Pisotean nuestros derechos", ha dicho, por disentir. En su opinión, se han convertido en un "chivo expiatorio" y ha llegado a cargar contra lo que considera la "dictadura LGTB".

El presidente de Hazte Oír también ha confirmado que continuarán con la campaña y no solo eso, sino que tomarán medidas legales contra Manuela Carmena dar la orden de "secuestrar" el bus y contra los políticos y las personas que les han insultado e incluso amenazado. Además, ha anunciado que promoverán una manifestación en favor de la libertad de expresión.

Por último, aunque ha pedido perdon por si su campaña ha ofendido a algún transexual, pero sus palabras no se correspondían con la realidad. Arsuaga ha defendido que respetan a los transexuales, pero ha reiterado que continuarán sus mensajes y campañas contra cadenas de restauración como VIPS por putilizar una pareja gay como reclamo publicitario.